La segunda manera más sustentable de caminar. La primera es no usar zapatos